domingo, 13 de febrero de 2011

Amorcín

Aquí algo que no escribí yo pero que vale la pena compartir. Resalto en negrita las partes que te puedan interesar.

Es muy probable que la mayoría de los adolescentes más que amar lo que hacen es enamorarse. Y, ¿por qué? porque el amor es más exigente que el enamoramiento.
Al estar enamorados los jóvenes andan como atontados, ni oyen, ni ven ni entienden, y las parejas se encuentran para satisfacer su egoísmo desde el punto de vista del placer. Andan obnubilados y no se ven los defectos mutuamente, cada uno cree con respecto al otro que es la persona ideal, que es su príncipe azul o su “reina coronada”.

El enamoramiento dura mientras se está caminado como por las nubes, una vez se aterrice y se descubran los defectos de la otra persona o se evidencie que uno de los dos no satisface las expectativas del otro, la relación de enamoramiento entra en crisis y tiende a acabarse. El enamoramiento se conserva y fortalece si las personas están cercanas, si se encuentran, si se satisfacen sus intereses y caprichos mutuamente.

Otra cosa muy distinta sucede con el amor, porque el amor es como lo plantea el Apóstol Pablo en su carta a los Corintios Capítulo 13. Esto quiere decir que la pareja no anda ciega, no anda obnubilada, se ven sus defectos mutuamente, los aceptan y hacen esfuerzos por corregirse y satisfacer al ser amado buscando ser mejor cada día. En este senito el amor es más exigente porque pide reconocer los defectos, aceptarlos y seguir adelante, permite ver los errores perdonarlos y seguir adelante. El enamoramiento no perdona, no permite nada contrario a lo deseado, cada uno de los dos enamorados se convierte para el otro en una propiedad privada a la cual hay que controlar y vigilar.
En el enamoramiento hay dependencia psicológica, el enamorado le exige a su pareja ciertos comportamientos que cohíben su libertad porque se busca el gusto personal, los deseos propios y no se respetan los del otro, prácticamente se considera a la otra persona como el “satisfactor de mis deseos” y eso es lo que hay que pedirle y exigirle.

Cuando hay verdadero amor se respetan los gustos de la otra persona, sus decisiones, sus deseos. El amor respeta la independencia.
En el enamoramiento se pierde el derecho a la elección, es más bien un vínculo en el cual hay que limitarse a darle gusto a la otra persona para que no se disguste, para que no haga reclamos, para que no se ofenda.

Por supuesto que se encuentran jóvenes muy enamorados y les gusta esa relación, al fin y al cabo les causa emoción, placer y a lo mejor ni sientan que están obligados por el otro y no quiere decir que sea una relación mala, es una experiencia, es una etapa, que con el tiempo puede ser superada. Pero, también puede fatigar y cansar y llevar a la infidelidad clandestina.

Cuando se ama, se siente libertad, se siente que la otra persona es muy importante y ante todo se actúa racionalmente y con fidelidad.

En el enamoramiento cuando una de las dos personas se pone muy intensa (xDDDDDD), llamando, preguntando, indagando, reclamando, entonces definidamente es una relación que molesta y se puede decir que es irracional.
En el amor cada uno es dueño de sus emociones, de sus sentimientos y se siente responsable de ellos.
En el enamoramiento el dueño de las emociones es el otro. Se pierde la autonomía y hasta la autodeterminación. El amor es firme como roca, el enamoramiento es frágil como una vasija de barro.

Fuente:
www.elcatolicismo.com.co


La verdad es que esto es algo que yo he sabido desde hace tiempo. Pero sólo ahora me interesa dar mi punto de vista.

No es que el enamoramiento sea malo, al contrario, para llegar al amor se debe pasar por esta estapa porque te permite conocer a tu pareja y ver si es la persona con quien vas a compartir el resto de tu vida. Pero tampoco podemos estancarnos aquí :/.

No permitan que el miedo les impida ser felices.


Sama 


P.D.: La wea monse, pero no se preocupen, pronto vendré con algo más divertido. Ahora sólo necesito aclarar algunas cosillas :/.

1 comentario:

Luani dijo...

Ahora sí que me confundí y no sé qué carajo sentí yo :/. Lo mío se parece a la descripción de amor pero no creo que haya sido eso, pero tampoco se parece en nada a lo de enamoramiento :/.